Skip to Content

Existen lugares que ejercen un efecto renovador, como The Ritz-Carlton, Abama. Un paradisiaco resort ubicado en el maravilloso paraje de Guía de Isora, en Tenerife. El lugar perfecto para una escapada de relax para todas las mamás que necesitan desconectar del ajetreado día a día. Porque los mejores regalos son los que se pueden disfrutar. Aquellos que son una experiencia, un viaje… O, en este caso, una escapada del Día de la Madre.

Las afortunadas huéspedes tienen la posibilidad de adelantarse y disfrutar del verano antes de tiempo. The Ritz-Carlton, Abama presume de una temperatura media de 23ºC durante todo el año. Sumado a un espectacular entorno natural bañado por el Océano Atlántico e inmiscuido en un paisaje volcánico capaz de atrapar a cualquiera. Un entorno ideal de prestigio que apuesta por el lujo, la relajación y la gastronomía, que convierten una escapada en un recuerdo imborrable.

Mimarse y relajarse

Sumérjase en un oasis de calma situado en las Islas Canarias con impresionantes vistas al mar en un enclave de diseño y lujo elegante a través de una experiencia única en su Spa. Los tratamientos de este espacio de descanso están inspirados en las tradiciones culturales y locales de las islas. Todos los ingredientes naturales que se utilizan han sido cultivados localmente y se combinan con las piedras volcánicas y las técnicas de masaje específicas para lograr la armonía, el bienestar y la auto-sanación de cuerpo y mente.

The Ritz-Carlton, Abama cuenta con un amplio abanico de tratamientos y experiencias según las necesidades de cada mamá:

- Ritual tradicional Abama
Aprovechando los beneficios de ingredientes autóctonos naturales como la papaya, el plátano y aloe vera, este tratamiento incorpora una exfoliación suave con una reconfortante envoltura, seguido de un masaje, y proporcionando una verdadera relajación para el cliente.

- Tierra, viento y fuego
Inspirado en el Teide, este masaje combina los beneficios de la exfoliación con arena volcánica para rejuvenecer la piel, con las poderosas piedras volcánicas calientes conocidas por crear una sensación de bienestar.

- Masaje del Norte de África
Mediante una variedad de técnicas de masajes inspirados en diferentes culturas, este masaje mejora la circulación, aumenta la relajación y crea una experiencia local verdaderamente memorable.

Un sinfín de sabores

The Ritz-Carlton, Abama concentra una oferta gastronómica variada y exquisita en forma de 10 restaurantes de gran lujo para disfrutar de un sinfín de sabores después del merecido descanso. Reconocido en todo el mundo como destino gastronómico de referencia, las tres estrellas Michelin que suma la oferta culinaria de The Ritz-Carlton, Abama son garantía de un frenesí gustativo increíble. Dos restaurantes destacan por encima de todos: M.B del inigualable Martín Berasategui, maestro entre maestros, reconocido con dos estrellas Michelin y mecenas de Erlantz Gorostiza, chef responsable de dirigir los designios de este templo de la gastronomía. Y Abama Kabuki, obra de Ricardo Sanz, considerado como uno de los grandes expertos en cocina japonesa de nuestro tiempo y ganador también de una estrella Michelin.

Situado justo sobre el acantilado cercano a las villas, con una magnífica vista panorámica del océano Atlántico hacia la Isla de La Gomera, se encuentra El Mirador, un restaurante que permite la configuración de un viaje gastronómico para el recuerdo. Además, la excepcional luz de las estrellas en el cielo tinerfeño acompañará a los comensales durante la cena en la terraza exterior con jardín y piscina propia con desborde infinito mientras degustan fragantes mariscos, sabrosos arroces y pescados frescos de la zona.

El mejor sabor del Mediterráneo puede degustarse con toda la fuerza de la cocina tradicional italiana en pleno Atlántico gracias al nuevo restaurante del resort, Verona. El menú de Verona incluye muchos de los platos más tradicionales de la cocina italiana, como la pizza, inmortal especialidad de sello transalpino, y la pasta casera. Mientras que 20/20 es el nuevo Steakhouse al más puro estilo americano, donde se puede encontrar carnes del mundo de 20 procedencias distintas que se maridan a su vez con caldos de alcurnia cosechados en 20 regiones diferentes del globo.