Skip to Content

Tenerife, 20 de Julio, 2018 - Puede parecer imposible, pero gracias al constante desarrollo y la constante búsqueda de una vida saludable, son cada día más las innovaciones que aparecen para mantenernos jóvenes y sanos a través una dieta sana. Por ello, reinventamos y recurrimos a técnicas tradicionales, ya que varios estudios aseguran que la genética solo influye un 20% en nuestro cuerpo y el resto se debe al estilo de vida. La clave podría estar en la nueva tendencia, Hara Hachi Bu, que consiste en comer un máximo del 80% de nuestra capacidad total.

Se conoce que los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, quienes practican Hara Hachi Bu, son la única población que tiene un hábito autoimpuesto de restricción calórica. Esto se refleja en que su población adulta tiene el Índice de Masa Corporal (IMC) de aproximadamente 18 a 22, en comparación con un IMC típico para adultos mayores de 60 años en los Estados Unidos de 26 o 27. Además, Okinawa cuenta con la mayor proporción de centenarios del mundo, aproximadamente 50 por cada 100.000 personas.

Este ritual asegura que no debemos llenar nuestro estómago en cada comida, ya que es mejor parar cuando notemos que estamos casi llenos porque los receptores del estómago tardan entre 15 y 20 minutos el mandar la señal al cerebro de que estamos llenos. Otro factor a tener en cuenta, es comer más pescado que carne.  

Las principales características de esta dieta saludable pueden continuar junto al mar durante una excepcional estancia en The Ritz-Carlton, Abama (Tenerife), gracias a la amplia oferta gastronómica y los productos autóctonos de primera calidad con los que cuenta el resort. Especialmente en uno de los más conocidos con Estrella Michelín, Abama Kabuki, ya que el pescado y las verduras son los protagonistas de este distinguido restaurante japonés, con productos locales de los pescadores de la isla, con toques tradicionales de la milenaria cultura japonesa.

1.      Consumir pescado crudo, a la plancha o al horno, dos o tres veces por semana, alimento que los nutricionistas recomiendan consumir a menudo por su alto contenido en ácidos grasos omega 3.

2.      Reducir la ingesta de grasas animales y azúcares y sustituirlos por alimentos de origen vegetal.

3.      Ingerir proteínas para obtener más energía.

4.      Añadir frutos secos a las recetas, como almendras, avellanas, pistachos, nueces... ya que ayudan a controlar el apetito gracias a su alto contenido en fibra y aportan Omega 3, proteínas, vitamina E y selenio.

5.      Que las verduras compongan el 50% del plato.

Mastica 20 veces y come sin prisa. Además, evita todas las distracciones durante tu hora de la comida.

ABAMA KABUKI
En un enclave inigualable en The Ritz-Carlton, Abama, donde las vistas al mar maravillan a los corazones más impasibles, Abama Kabuki es la filial del imprescindible referente de cocina japonesa Kabuki, dirigido por el chef canario David Rivero, el orgulloso propietario de 15 cuchillos, quien lleva en alto el legado de Ricardo Sanz, creador de Kabuki.

Famoso por su ingeniosa fusión de influencias de la gastronomía japonesa con técnicas culinarias occidentales, así como por su cuidadosa selección de ingredientes.

El sushi, la tempura y el sashimi bellamente preparados utilizan de forma imaginativa los exquisitos ingredientes locales de las Islas Canarias, como la anchoa, o especialidades exóticas, así como la refinada carne de Kobe Wagyu. Una suma de placeres para la vista y el gusto que permiten al comensal disfrutar de una experiencia puramente oriental que deleitará sus sentidos.

La renovación y ampliación de espacios permite ofrecer a los clientes la Experiencia Kabuki en toda su extensión e incrementar sus servicios Premium, ya que a la barra de sushi y a la sala se ha añadido Kabuki Space (mucho más que un reservado) y Kabuki Bar. Además se ha hecho una fuerte apuesta por la sumillería con una carta de vinos -de más de 300 referencias-, una de sakes, una de cervezas y una .de cócteles.

En definitiva, Abama Kabuki crea un teatro gastronómico con diseño, comida y servicio. El restaurante de alta cocina lleva orgullosamente la marca de una estrella Michelin y está ubicado, apropiadamente, en la parte superior del complejo con vista al océano. El restaurante ofrece cuatro experiencias definidas que incluyen el comedor principal, un bar de sushi, terraza y espacio para eventos privados.